Implantar la Educación Virtual: Una decisión

El autor, Edmundo Pimentel, es estadístico, profesor emérito de la Universidad Central de Venezuela, investigador en el área social, consultor de empresas en el área económica y educativa.

Si en su Institución Educativa se está pensando incorporar la Educación Virtual (EV) a la oferta educacional, sus pensamientos están en la dirección correcta. Una desafortunada decisión sería desechar esta tendencia, sin medir las consecuencias que generaría tal acción.

En los últimos meses, debido a la pandemia generada por el COVID-19, hemos aprendido sobre la importancia y necesidad de la educación virtual para atender eventualidades que no se pueden resolver con la educación presencial. El confinamiento y el distanciamiento social, fueron los impulsores de la adopción de la educación virtual por muchas Instituciones Educativas (IE).

Lamentablemente todavía muchas IE están indecisas y en muchos casos la implantación del EV se hizo en forma apresurada e incorrecta, generando resultados no deseados, por esta razón el dilema emergente no es si se incorpora o no la educación virtual a la oferta académica, sino ¿Cómo hacerlo en forma correcta?

Por lo general cuando se enfrentan nuevos retos se conoce la dirección correcta hacia la cual se deben enfocar las decisiones, el problema surge cuando tratamos de operacionalizar esas decisiones para construir el plan de acción, dado que en la mayoría de los casos existen varias opciones y no siempre se selecciona la correcta.

Aún seleccionado la opción correcta no se está exento de incurrir en costosos errores, es por ello que hemos redactado este artículo para orientar la configuración correcta del plan de acciones que conduzca a la implantación exitosa de la Educación Virtual. Para diseñar un plan de acción exitoso se debe tener presente lo siguiente:

  1. El diseño del Plan de Acción es una actividad que se debe desarrollar en equipo, bajo los preceptos del trabajo colaborativo.
  2. Las técnicas docentes que se aplican en la educación virtual difieren sustancialmente de las que se utilizan en la educación presencial.
  3. En el equipo de trabajo colaborativo es necesario contar con el apoyo de un experto en educación virtual.
  4. Es indispensable contar con el apoyo de la máxima dirección de la Institución, a la cual se debe mantener informada permanentemente.
  5. En la concepción y ejecución del Plan de Acción se generarán cambios estructurales en la organización, necesarios para atender los nuevos procesos que se derivan de incorporar la EV.
  6. La ejecución del Plan de Acciones es una magnífica oportunidad para revisar los pensa de estudios y actualizar los programas educacionales, así como los contenidos de cada asignatura.
  7. La educación virtual elimina las barreras geográficas que existen en la educación presencial para incorporar alumnos y docentes. Por esta razón los contenidos deben obedecer a concepciones internacionales.
  8. En la educación virtual, la importancia de las instituciones educativas no se miden por la magnitud del campus universitario, sino por la diversidad y calidad de la oferta educativa, así como por los reconocimientos internacionales.
  9. En la implantación del plan de acciones habrá fuerte resistencia por parte de docentes que no desean salir de su umbral de comodidad.
  10. El diseño del plan de acciones, su implantación y del sistema de indicadores de control de gestión, se debe efectuar bajo los mismos preceptos que rigen las técnicas de dirección y gestión corporativas.

Paso a paso, el procedimiento sería el siguiente:

Realizar una jornada de Planificación Estratégica Participativa, la cual tendrá doble propósito: En primer lugar hacer un refrescamiento de la Misión, Visión y Valores de la Institución, que incluye la revisión de su imagen corporativa. En segundo lugar formular los objetivos estratégicos, operacionales y tácticos de la incorporación de la educación virtual a su oferta de estudios. Los objetivos deben someterse a un análisis FODA y a partir de sus resultados formular las estrategias que permitirán alcanzarlos. De dichas estrategias se derivará el plan de acción y de este los presupuestos y finalmente los indicadores de control de gestión que permitan hacer el seguimiento de cada actividad.

  1. Revisión de los Programas de Estudios: Las Instituciones Educativas deben revisar sus planes de estudio con la mayor frecuencia posible, la incorporación de la educación virtual es una magnífica oportunidad para hacerlo. En esta revisión se podrán detectar asignaturas que deben suprimirse o cambiarse por otra más actualizadas o más necesarias para cumplir con los objetivos para los cuales se diseñó el pensum de estudios. La redacción de los contenidos debe ser clara y precisa, evitando ambigüedades y expresiones coloquiales o regionalistas, que a los residentes de otros países se les dificulte entender, se recomienda el uso de imágenes alegóricas para aligerar la lectura y mejorar la comprensión.

En este punto es necesario tener presente que en la edición de los contenidos, es necesario agruparlos en lecciones y por lo general cinco lecciones conforman un módulo de una semana. Al final de cada lección se recomienda insertar preguntas que permitan inferir el nivel de comprensión que tuvieron los alumnos de las lecciones. También se debe tener presente que en la educación virtual es necesario que los tiempos de lectura y su asimilación deben ser más laxos, se requiere al menos el doble del tiempo que se utiliza en la educación presencial. A la par del desarrollo de los contenidos se define el Plan de Evaluaciones, donde la retroalimentación oportuna es de gran importancia.

  • Detección de las Necesidades Educacionales: La moderna configuración de los modelos organizacionales de las Instituciones Educativas exige que haya un área de investigación dedicada a detectar las necesidades educativas empresariales y gubernamentales, así como de la sociedad en general y dicha investigación no debe circunscribirse a un área restringida, en virtud que la educación virtual no está limitada por fronteras geográficas. La detección de dichas necesidades educacionales posibilitará la incorporación de nuevas asignaturas a la malla curricular o incluso de nuevas titulaciones.
  • Apoyo de la Alta Dirección: La incorporación de la educación virtual a Instituciones Educativas tiene muchas ventajas que justifican plenamente su adopción, no obstante no está exenta de controversias que pueden obstaculizar su implantación exitosa, por ello es necesario asegurarse el apoyo de la alta dirección de la Institución antes de emprender el proceso que involucrará a toda la organización y que generará cambios importantes.

Uno de los pasos cruciales lo constituye le selección de la LMS (Learning Management Software) el cual es un sistema de gestión de aprendizaje, que simula el campus y el aula virtual, permitiendo la interacción vertical (Profesores → alumnos) y horizontal (entre alumnos). Esta plataforma tecnológica contiene una gran cantidad de aplicaciones que facilita la gestión docente y administrativa, así como su supervisión en línea. Los errores en la selección de la LMS son de consecuencias graves.

El diseño y la ambientación del campus y del aula virtual son importantes porque reflejan la imagen de la Institución, deben ser amigables para los usuarios, no estar recargado, tener colores claros y ser de fácil lectura. Uno de los aspectos más importantes las que las instrucciones sean breves y precisas, tratando de cubrir la mayoría de las dudas que se les puedan presentar a los usuarios.

  • Diseño e Implantación del Modelo de Gestión: La implantación de la Educación Virtual genera cambios importantes en los procesos operativos (docentes, administrativos y de mercadotecnia), los cuales a su vez repercutirán en la estructura organizacional.Los cambios más importantes se producen en la gestión de matriculación, al poder incorporar a estudiantes de diferentes países. Las comunicaciones, la promoción y el mercadeo, la coordinación académica, la supervisión de la gestión docente y administrativa, son las principales áreas de gestión que experimentarán cambios en su estructura organizativa.
  • Evaluación y Seguimiento de la Gestión: La gestión educativa es una disciplina que pretende fortalecer el desempeño de los planteles e instituciones educativos mediante la aplicación de técnicas, instrumentos de seguimiento y control. Se trata de una suerte de gestión educativa, en la que se intenta pensar el proceso educativo como un todo sistémico y organizado.

En la educación tradicionalel control de gestión es un tema complicado, especialmente en el control y seguimiento de la gestión docente, el cual se simplifica muchísimo en el caso de la educación virtual, debido a que los proceso se ejecutan en línea y pueden ser revisados fácilmente.

En caso que necesite más información o requiera aclarar algo expuesto en el presente artículo, puede escribir a [email protected]

4 respuestas a «Implantar la Educación Virtual: Una decisión»

  1. Howdy! This post couldn’t be written much better! Going through this post reminds me of my previous roommate! He constantly kept talking about this. I am going to send this information to him. Pretty sure he’ll have a good read. Many thanks for sharing!|

  2. I got this website from my pal who shared with me about this site and now this time I am visiting this web page and reading very informative articles or reviews at this time.|

  3. With havin so much content do you ever run into any problems of plagorism or copyright violation? My website has a lot of exclusive content I’ve either authored myself or outsourced but it looks like a lot of it is popping it up all over the internet without my permission. Do you know any methods to help protect against content from being ripped off? I’d definitely appreciate it.|

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »