Objetivos y Estrategias de la Gestión Docente

El autor, Edmundo Pimentel, es estadístico, profesor emérito de la Universidad Central de Venezuela, investigador en el área social y consultor de empresas.

Los orígenes de la educación se hunden en el tiempo hasta hacerse difusos, sus inicios coinciden con el de la civilización, cuando el hombre se hace gregario, pasando de hordas nómadas a pueblos y ciudades constituidos en múltiples formas de organización social, donde la mayor parte de los medios de producción y especialmente la tierra eran de propiedad común.
La educación va de la mano con la evolución del ser humano, la educación tiene su origen en las comunidades primitivas y se manifiesta cuando la vida del ser humano pasa de un estilo nómada a su establecimiento en forma sedentaria.

En los primeros objetivos educacionales se enseñaban los principios de la escritura, las ciencias, las matemáticas y la arquitectura. La mayor parte de la educación estaba en las manos de los sacerdotes. La educación también se centraba en la filosofía, la poesía y la religión, de acuerdo con las enseñanzas de Confucio, Lao-tse y otros filósofos.

En su evolución los cambios más importantes de la educación se han producido en la modificación de sus objetivos, los cuales inicialmente eran de corte religioso, político, militar y de formación para el liderazgo.

En la antigua Grecia la educación estaba reservada a las familias pudientes que pagaban a los maestros para que estos acudieran a sus casas a enseñar a sus hijos. Más adelante el sistema se popularizó y el maestro enseñaba a sus discípulos aprendices en su ¨tienda¨ en la calle, y al mecanismo de la enseñanza se añade el rigor de la disciplina que a menudo incluía los golpes. El muchacho iba a la escuela externa, que era la escuela del grammatikos y allí la educación física se desarrollaba fuera de clase, en el gimnasio mientras que la educación literaria, al menos la inicial, se desarrollaba privadamente con el pedagogo en casa.

Los fines de la educación han venido cambiando en función del contenido ideológico dominante en cada época. La educación actual tiene como objetivo principal permitir a las personas que desarrollen todas sus capacidades y talentos sin distinciones, es decir, que todas las personas evolucionen independientemente de sus condiciones evolutivas, personales, sociales y culturales.

Por un lado, uno de los objetivos primordiales de la educación actual consiste en formar personas independientes, capaces de razonar por sí mismas sin ayuda de nadie, capaces de resolver problemas de la vida cotidiana afrontando las dificultades y adversidades que nos plantea la vida y la sociedad.

A decir de algunos autores los objetivos generales de la educación incluyen: comprender y aplicar conceptos básicos de pedagogía que sirvan de fundamento para estructurar y planear acciones educativas con el objetivo de fomentar la participación responsable de los ciudadanos en el marco de la democracia.

En este marco conceptual Noam Chomsky sostiene que “Podemos preguntarnos cuál es el objetivo de un sistema educativo y por supuesto hay marcadas diferencias al respecto. Hay La tradicional que proviene de la Ilustración, que sostiene que el objetivo más alto en la vida es investigar, crear, buscar la riqueza del pasado, tratar de interiorizar las partes que son significativas para uno, continuar la búsqueda para comprender más a nuestra manera. Desde este punto de vista, el propósito de la educación es mostrar a la gente cómo aprender por sí mismos. Es uno mismo el aprendiz que va a realizar logros durante la educación y, por lo tanto, depende de uno cuánto podamos dominar, a dónde lleguemos, cómo usemos ese conocimiento, como logremos producir algo nuevo y emocionante para nosotros mismos y tal vez para otros. Ese es un concepto de educación, El otro concepto es, esencialmente, adoctrinamiento, algunas personas tienen la idea de que, desde la infancia, los jóvenes tienen que ser colocados dentro de un marco de referencia en el que acatarán órdenes, aceptarán las estructuras existentes sin cuestionar, etc.”

Más adelante Chomsky comenta: “Pasar los exámenes no se compara con buscar, investigar, dedicarse a temas que nos atraen y nos estimulan, eso es mucho más significativo que pasar exámenes. De hecho, si se nos da la oportunidad procurar ese tipo de carrera educativa siempre se recordará lo que se descubra. Un físico mundialmente famoso, aquí en el MIT, como muchos catedráticos daba clases a estudiantes nuevos; un estudiante le preguntó qué temas se iban a cubrir en el semestre y su respuesta fue: “No importa lo que cubramos, importa lo que tú descubras”. Y eso es correcto; la enseñanza debe inspirar a los estudiantes a descubrir por sí mismos, a cuestionar cuando no estén de acuerdo, a buscar alternativas si creen que existen otras mejores, a revisar los grandes logros del pasado y aprenderlos porque les interesen. Si la educación se hiciera de esa forma, los estudiantes sacarían provecho de ello, y no solo recordarán lo que estudiaron sino lo que usarán como base para seguir aprendiendo por sí solos. Y, una vez más, la educación está dirigida solamente a ayudar a que los estudiantes lleguen a un punto en que aprendan por su cuenta, porque eso es lo que van a hacer durante su vida, no sólo absorber información del exterior y repetirla.”

En el nuevo Informe de Seguimiento de la Educación en el Mundo (GEM) de la UNESCO se indica que se necesita una transformación profunda de la educación para desarrollar ese potencial y dar respuesta a los desafíos a los que se enfrentan en la actualidad la humanidad y el planeta.

“Es urgente que la educación avance más decididamente. De mantenerse la tendencia actual, la educación primaria universal en el mundo se conseguirá en 2042, el acceso universal al primer ciclo de la educación secundaria se alcanzará en 2059 y, al segundo ciclo de la educación secundaria, en 2084. Esto significa que habría medio siglo de retraso con respecto al plazo de 2030 fijado para los ODS.

Es necesario un cambio radical de la manera en que concebimos la función que desempeña la educación en el desarrollo mundial, debido al efecto catalizador que tiene en el bienestar de las personas y el futuro de nuestro planeta”, afirma la Directora General de la UNESCO, Irina Bokova. “Ahora más que nunca, la educación tiene la responsabilidad de estar a la altura de los desafíos y las aspiraciones del siglo XXI y fomentar las competencias y los valores adecuados para avanzar hacia el desarrollo sostenible e inclusivo y la convivencia pacífica.

Los sistemas educativos deben garantizar que se dote a los alumnos de unas competencias y unos conocimientos que posibiliten la transición hacia unas industrias más respetuosas con el medio ambiente y encontrar nuevas soluciones para los problemas ambientales. Para ello también es necesario que la educación continúe más allá de la escuela, en las comunidades y los lugares de trabajo durante la edad adulta. Sin embargo, dos de cada tres adultos carecen de alfabetización financiera y solo el 6% de los adultos de los países más pobres asiste a programas de alfabetización.”

“Si queremos tener un planeta más verde y un futuro sostenible para todos, debemos exigir que nuestros sistemas educativos sean algo más que una mera transferencia de conocimientos. Nuestras escuelas y nuestros programas de aprendizaje a lo largo de toda la vida han de centrarse en perspectivas económicas, ambientales y sociales que ayuden a formar ciudadanos empoderados, críticos, conscientes y competentes”, señala Aaron Benavot, Director del Informe GEM.”

De lo expuesto en los párrafos precedentes se concluye que si bien los objetivos de la educación han cambiado bajo la inspiración de la evolución de la humanidad y en función del contenido ideológico dominante en cada época, es obvio que estos cambios no son suficientes e incluso que hay rezagos respecto al progreso tecnológico y se requiere mayor eficacia en los sistemas educativos.

Es imperativo que la educación se proyecte hacia la solución de los grandes problemas que amenazan la sobrevivencia de la especie humana. También es urgente que en los sistemas educativos se impartan competencias de nivel superior, acordes a la demanda de las economías en crecimiento, en las que las competencias necesarias para los trabajos cambian con rapidez y muchas se automatizan.

Además, se requiere mayor eficiencia en el gasto educativo, lo cual se puede lograr aprovechando en forma complementaria las ventajas de la educación virtual, que permite volver a llevar la educación a la casa de los estudiantes, sin necesidad de invertir en la construcción y dotación de edificaciones escolares, a la par que se incrementa la capilaridad del sistema educativo.

Si bien es cierto que en el foco de la educación se han producido cambios necesarios, pero no suficientes, en los métodos de enseñanza la situación es dramática y apenas recientemente se ha logrado erradicar en la mayoría de los casos “el rigor de la disciplina que a menudo incluye golpes y otros castigos”, pero no en su totalidad, dado que aún persiste esta práctica de algunos docentes.

El elemento más importante de nuestros sistemas educativos lo constituye el docente, pero paradójicamente también representa la traba más fuerte para la modernización de la metodología docente dirigida a aprovechar los avances tecnológicos de las últimas décadas. Muchos informes de la UNESCO revelan la falta de preparación de nuestros docentes latinoamericanos en el uso de las nuevas tecnologías, así como su escasa disposición para mejorar en sus actividades de enseñanza.

Además de su aversión al uso de las nuevas tecnologías, la mayoría de nuestros docentes desconocen las recientes metodologías pedagógicas, como son: El Aprendizaje Colaborativo, El Aprendizaje Basado en Retos, El Aprendizaje Basado en Problemas, El Auto Aprendizaje, El Método del Análisis de Casos, etc., pero sobre todo el tener siempre presente la importancia de fomentar la motivación del alumnado, ofreciendo contenidos retadores que capturen su atención y evitando ser facilista.

Si Usted es docente y se muestra escéptico sobre estas estrategias docentes, le sugiero participar en el diplomado virtual: Formación de Tutores Virtuales, que se imparte en el Centro de Estudios Virtuales a Distancia (CEVAD): www.cevad.net, donde en tres meses de trabajo intenso podrá corroborar la eficiencia y eficacia de estos métodos docentes, que seguramente cambiarán radicalmente su gestión como docente para impulsar el aprendizaje significativo.

6 respuestas a «Objetivos y Estrategias de la Gestión Docente»

  1. I’ve been surfing online greater than 3 hours today, yet I never discovered any interesting article like yours. It is beautiful value sufficient for me. In my view, if all website owners and bloggers made excellent content material as you probably did, the internet shall be a lot more helpful than ever before.|

  2. Howdy! I just want to give you a huge thumbs up for the excellent information you’ve got here on this post. I am coming back to your web site for more soon.|

  3. Hi! I’ve been following your site for a while now and finally got the courage to go ahead and give you a shout out from Humble Tx! Just wanted to mention keep up the fantastic work!|

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »